POEMA 6
- Pablo Neruda -

Te recuerdo como eras en el último otoño.
Eras la boina gris y el corazón en calma.
En tus ojos peleaban las llamas del crepúsculo.
Y las hojas caían en el agua de tu alma.

Apegada a mis brazos como una enredadera,
las hojas recogían tu voz lenta y en calma.
Hoguera de estupor en que mi sed ardía.
Dulce jacinto azul torcido sobre mi alma.

Siento viajar tus ojos y es distante el otoño:
boina gris, voz de pájaro y corazón de casa
hacia donde emigraban mis profundos anhelos
y caían mis besos alegres como brasas.

Cielo desde un navío. Campo desde los cerros.
Tu recuerdo es de luz, de humo, de estanque en calma!
Más allá de tus ojos ardían los crepúsculos.
Hojas secas de otoño giraban en tu alma.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
EL ETERNO CANTO DE LAS SIRENAS - Michèle Najlis
¿POR QUE NO HAY MAS VIAJES A LA LUNA? - Mario Benedetti
HIPERBOLE A LOS PIES DE SU DAMA - Lope de Vega
"El niño que no juega no es niño, pero el hombre que no juega perdió para siempre al niño que vivía en él y que le hará mucha falta".
ALGUNA VEZ CREI... - Delfina Acosta
LA CELESTINA - Fernando de Rojas
NAVEGAR - Fa Claes
ARBOLES VIEJOS - José Santos Chocano

Poemas mas leidos

De un caminante enfermo que se enamoro donde fue hospedado - Luis de Gongora
El nido vacio - Federico Barreto
Al ropero de cordoba - Antón de Montoro
Hasta que se me fue no he descubierto... - Miguel de Unamuno
Canto villano - Blanca Varela
Cantares - Manuel Machado
Farewell - Ricardo Palma
El mundo por dentro - Carlos Castro Saavedra
La garza (fragmento) - Juan Diéguez Olaverri
Mirada retrospectiva - Guillermo Blest Gana


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru