POEMA A INES NATALY
- Antonio Plaza -

Quiso mostrarte la clemencia santa
y te infundió su soberano aliento,
puso en tus ojos luz de firmamento
y del ángel el trino en tu garganta.

Y admirándose al ver belleza tanta,
Baja -te dijo- al valle del tormento,
y cuando el hombre en negro desalientoclame:

¡NO EXISTE DIOS!

mírale y ¡canta!
Y tú, cisne del cielo, la armonía
nos revelas del cielo al escucharte;
yo, que olvidando al cielo ya tenía,

enviada del Señor, quiero cantarte,
que aunque la fe del alma apagó el llanto,
donde Dios se revela, allí le canto.

Tambien puede leer..

A UN GATO - Jorge Luis Borges
GRITO HACIA ROMA - Federico García Lorca
CANTE HONDO - Antonio Machado
DE JUAN LISCANO
DE JUAN DANIEL PERROTTA
CREPUSCULO - Guillermo Blest Gana
DE MIGUEL HUEZO MIXCO
EL MUNDO ES ANCHO Y AJENO - Ciro Alegria