POEMA A LA DERIVA - Francisco Pino

Flotar;
no se tiene la sensación de flotar.
Pero cuando recordamos fluidamente,
pero cuando no recordamos fluidamente;
en las horas en que dormidos;
allá, a la deriva,
allá, en la calma corriente de un río...
Nuevamente en la ribera, entre los verdes juncos descansa mi corazón.
¿Qué mano le acercará?
¿Qué mano se le acercará?
¿Por donde ha venido mi corazón?
Flotar...

Tambien puede leer..

CANTO MALABAR (FRAGMENTOS) - Elsa Cross
LA MUJER DE MI HERMANO - Jaime Bayly
ES TU NOMBRE Y ES TAMBIEN OCTUBRE - Homero Aridjis
DE UN CAMINANTE ENFERMO - Luis de Góngora
NADA - Justo Braga
DE ELINA WECHSLER
MI PLANTA DE NARANJA LIMA - Jose Mauro de Vasconcelos
NO SE SI ESTA LLUVIA... - Eliodoro Aillón Terán