POEMA A LA MÚSICA
- Arthur Rimbaud -

A la plaza que un césped dibuja, ralo y pobre,
y donde todo está correcto, flores, árboles,
los burgueses jadeantes, que ahogan los calores,
traen todos los jueves, de noche, su estulticia.

-La banda militar, en medio del jardín,
con el Vals de los pífanos el chacó balancea:
-Se exhibe el lechuguino en las primeras filas
y el notario es tan sólo los dijes que le cuelgan.

Rentistas con monóculo subrayan los errores:
burócratas henchidos arrastran a sus damas
a cuyo lado corren, fieles como comacas,
-mujeres con volantes que parecen anuncios.

Sentados en los bancos, tenderos retirados,
a la par que la arena con su bastón atizan,
con mucha dignidad discuten los tratados,
aspiran rapé en plata, y siguen: «¡Pues, decíamos!...»

Aplastando en su banco un lomo orondo y fofo,
un burgués con botones de plata y panza nórdica
saborea su pipa, de la que cae una hebra
de tabaco; -Ya saben, lo compro de estraperlo.

Y por el césped verde se ríen los golfantes,
mientras, enamorados por el son del trombón,
ingenuos, los turutas, husmeando una rosa
acarician al niño pensando en la niñera...

Yo sigo, hecho un desastre, igual que un estudiante,
bajo el castaño de indias, a las alegres chicas:
lo saben y se vuelven, riéndose, hacia mí,
con los ojos cuajados de ideas indiscretas.

Yo no digo ni mu, pero miro la carne
de sus cuellos bordados, blancos, por bucles locos:
y persigo la curva, bajo el justillo leve,
de una espalda de diosa, tras el arco del hombro.

Pronto, como un lebrel, acecho botas, medias...
-Reconstruyo los cuerpos y ardo en fiebres hermosas.
Ellas me encuentran raro y van cuchicheando...
-Mis deseos brutales se enganchan a sus labios...


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
MERCER STREET - José María Fonollosa
DOÑA BARBARA - Romulo Gallegos
HE AQUÍ QUE TÚ ESTÁS SOLA Y QUE ESTOY SOLO... - Jaime Sabines
EL 25 DE MAYO DE 1838 EN BUENOS AIRES - Juan Cruz Varela
CASTIDAD - Ibn Sara As-Santarini
UN VISITANTE - Mario Vargas Llosa
COMO ME MIRAS... POR SI YO PUDIESE - Juan Ramón Jiménez
LAS MANOS DE MI MADRE - Alfredo Espino

Poemas mas leidos

Sonambulo siniestro y solitario... - Miguel Labordeta
Cuentan de un sabio, que un día - Pedro Calderón de la Barca
Fuego absorto - Javier Sologuren
El fuego de la sombra (1) - Christian Formoso Bavich
Exquisita prudencia - Almudena Guzmán
De profecias y puertas - María Eugenia Caseiro
A lo mejor eres tu mismo - Blanca Varela
Sin corazon - Federico Barreto
Sin tregua - Pedro Bonifacio Palacios
Escrito con tinta verde - Octavio Paz


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru