POEMA A UN GATO
- Jorge Luis Borges -

No son más silenciosos los espejos
Ni más furtiva el alba aventurera;
Eres, bajo la luna, esa pantera
Que nos es dado divisar de lejos.

Por obra indescifrable de un decreto
Divino, te buscamos vanamente;
Más remoto que el Ganges y el poniente,
Tuya es la soledad, tuyo el secreto.

Tu lomo condesciende a la morosa
Caricia de mi mano.
Has admitido,
Desde esa eternidad que ya es olvido,
El amor de la mano recelosa.

En otro tiempo estás.
Eres el dueño
De un ámbito cerrado como un sueño.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
EL RETOQUE FINAL - Olga Orozco
DIA DOMINGO - Mario Vargas Llosa
EN ESTA HORA APACIGUADA Y DULCE - Carlota Caulfield
TU NO SABES AUN - Ernestina de Champourcin
LA INQUIETUD DEL ROSAL - Alfonsina Storni
LA ORESTIADA - Esquilo
TE QUIERO COMO A NADIE - Martin Galas
DE OSCAR WILDE

Poemas mas leidos

Sustancia del caliz - Jeannette Lozano
Liturgia de aguilas (fragmento) - Mariana Bernárdez
Tengo miedo - Pablo Neruda
En todos lados se cuecen habas - Anahí Lazzaroni
Besos - Gabriela Mistral
Muerte de la petenera - Federico García Lorca
Y vuelvo a verme ciñendome de nuevo a su cuerpo... - Guillermo Sucre
Frente al mar - Octavio Paz
Definitiva soledad - José Albi
Territorios de un cuerpo (ii) - Jenaro Talens


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru