POEMA A UN SUICIDA EN UNA PISCINA - Luis Hernández Camarero

No mueras más
Oye una sinfonía para banda
Volverás a amarte cuando escuches
Diez trombones
Con su añil claridad
Entre la noche
No mueras
Entreteje con su añil claridad
Por lo que Dios más ame
Sal de las aguas
Sécate
Contémplate en el espejo
En el cual te ahogabas
Quédate en el tercer planeta
Tan sólo conocido
Por tener unos seres bellísimos
Que emiten sonidos con el cuello
Esa unión entre el cuerpo
Y los ensueños
Y con máquinas ingenuas
Que se llevan a los labios
O acarician con las manos
Arte purísimo
Llamado música
No mueras más
Con su añil claridad.


Lima, 8 de agosto de 1971


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
DECIMAS DE ENTRESUEÑO - Javier Sologuren
EL ANDARIN DE LA NOCHE - Jose Maria Eguren
CANTE HONDO - Manuel Machado
EN BOCA DEL ULTIMO INCA - José Eusebio Caro
TODO LO IGNORAS - Martin Adan
"hoy, la Muerte parece que estuviera dormida, hoy quisiera besar..."
BUSQUEDAS - Eduardo Langagne
BLA BLA BLA BLA - Julio Iraheta Santos

Poemas mas leidos

En lo penoso de estar enamorado - Francisco de Quevedo
Quiero ser en tu vida - Martin Galas
Amada pastora mia - Lope de Vega
Mano vacía - Martin Adan
Huecos - José Luis Piquero
Segunda aproximacion a la muerte de mi padre - Jaime Labastida
Sueña el rey - Pedro Calderón de la Barca
Busquedas - Eduardo Langagne
A aminta, que se cubrio los ojos con la mano - Francisco de Quevedo
Der, die, das - José Luis Piquero


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru