POEMA ADICTO - Juan Ramón Mansilla

Cada día se abre de par en par
igual que una puerta.
Aquel que ya la ha cruzado
clava sus ojos en otros y vuelve
a sentir el milagro y tomar
parte en la vida.
¿Quién diría, al verlo, que ese hombre
duerme mal en la noche y quisiera dormirse
como la tierra reseca tras jornadas de lluvia?
Nadie, entre aquellos que van y los que vienen,
percibe que ese hombre es adicto.
Adicto a imaginarte en su vigilia.
Adicto a tu voz y tus silencios.
Adicto a tu cercanía y tu distancia.
Adicto al cuerpo que acercas o rehuyes.
Adicto a tu dulzor y tu amargura.
Adicto a tu boca y tu saliva.
Adicto a tu sabor, adicto a tu aroma.
Adicto a ti y a ser adicto.
Y a querer que su adicción no tenga cura.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
EN LA MUERTE DE UNA DAMA PORTUGUESA EN SANTAREN - Luis de Góngora
EL CELAJE - Amado Nervo
LEJOS DE TI - Antonio Plaza
AGORA CON LA AURORA - Fray Luis de León
INTIMA - Delmira Agustini
DE CARMEN GONZÁLEZ HUGUET
"Sólo un idiota puede ser totalmente feliz."
MIS ENLUTADAS - Manuel Gutiérrez Najera

Poemas mas leidos

Elegia lamentable - Jose Angel Buesa
La segunda piel - Marco Antonio Valencia Calle
Oda viii - Fray Luis de León
La noche y mi dolor - Dolores Veintimilla de Galindo
Malas manos tomaron tu vida - Gabriela Mistral
Menos - Oliverio Girondo
Esa alondra de niebla - José Luis Cano
Prolongacion de la tregua - Jorge Ortega
Una idea - Julio Cortázar
Vamos a guardar este día... - Jaime Sabines


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru