POEMA ADIOS A LA MAESTRA
- Almafuerte -

Obrera sublime,
bendita señora:
la tarde ha llegado
también para vos.

¡La tarde, que dice:
descanso!…la hora
de dar a los niños
el último adiós.

Mas no desespere
la santa maestra:
no todo en el mundo
del todo se va;

usted será siempre
la brújula nuestra,
¡la sola querida
segunda mamá!

Pasando los meses,
pasando los años,
seremos adultos,
geniales tal vez…

¡mas nunca los hechos
más grandes o extraños
desfloran del todo

la eterna niñez!
En medio a los rostros
que amante conserva
la noble, la pura
memoria filial,

cual una solemne
visión de Minerva,
su imagen, señora,
tendrá su sitial.

Y allí donde quiera
la ley del ambiente
nimbar nuestras vidas,
clavar nuestra cruz,

la escuela ha de alzarse
fantásticamente,
cual una suntuosa
gran torre de luz.

¡No gima, no llore
la santa maestra:
no todo en el mundo
del todo se va;

usted será siempre
la brújula nuestra,
¡la sola querida
segunda mamá!


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
VIEJO ESTRIBILLO - Amado Nervo
ASUNCION DE TI - Mario Benedetti
BESTIAS Y ANSIEDADES - Eleazar Rivera
TE DESNUDAS IGUAL... - Jaime Sabines
EL MENDIGO - Francisco Pino
DE JAIME SAENZ
HOGUERA DE SILENCIOS - Blanca Varela
DE MARIANO MELGAR

Poemas mas leidos

Gracias, señor - Salvador Novo
Mis enlutadas - Manuel Gutiérrez Najera
Maria - Ignacio M. Altamirano
Cuerdas heridas - Carlos Pezoa Véliz
Romance de aquel hijo que no tuve contigo - Rafael de Leon
La promesa - Juana de Ibarbourou
Debilidades - Bertolt Brecht
Encuentro - Rafael de Leon
Satiricas a la vanidad masculina - Sor Juana Ines de la Cruz
Nocturnos de la ventana - Federico García Lorca


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru