¿No notas
como el amor
hiere?
Y nos corta,
las manos.