POEMA ANIMAL DE INVIERNO - José Watanabe

Otra vez es tiempo de ir a la montaña
a buscar una cueva para hibernar.

Voy sin mentirme: la montaña no es madre, sus cuevas
son como huevos vacíos donde recojo mi carne
y olvido.
Nuevamente veré en las faldas del macizo
vetas minerales como nervios petrificados, tal vez
en tiempos remotos fueron recorridos
por escalofríos de criatura viva.
Hoy, después de millones de años, la montaña
está fuera del tiempo, y no sabe
cómo es nuestra vida
ni cómo acaba.

Allí está, hermosa e inocente entre la neblina, y yo entro
en su perfecta indiferencia
y me ovillo entregado a la idea de ser de otra sustancia.

He venido por enésima vez a fingir mi resurrección.
En este mundo pétreo
nadie se alegrará con mi despertar. Estaré yo solo
y me tocaré
y si mi cuerpo sigue siendo la parte blanda de la montaña
sabré
que aún no soy la montaña.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
A LA LUNA - Lord Byron
CANTARES - Manuel Machado
DE JUAN DE DIOS PEZA
HOJAS SECAS - Manuel Acuña
REMEDIA AMORIS I - Julio Martínez Mesanza
DIME, COMO TE LLAMAS - Blanca Mateos
SOBREVIVIENTES - Guillermo Pilía
HIERRO NOCTURNO - Jaime Augusto Shelley

Poemas mas leidos

Donde se cuenta hasta que apareciste - Marilyn Bobes
Ser ante los ojos (a mediodia xi) - Gerardo Guinea Diez
Nos acordaremos todos - Ana Istarú
Paternidad - Porfirio Barba Jacob
La belleza de mi mujer... - Julio E. Miranda
Perfeccion - Jorge Guillén
Las flores del romero - Luis de Góngora
Cancion del viaje - Jose Angel Buesa
1961 - Salvador Novo
Celos - Raul Geraldi


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru