POEMA ATARDECER - José Luis Cano

Deja que el amoroso pensamiento
dé a tu frente un temblor de agua invadida,
y deja que mi sombra, en la avenida,
acaricie tu seno soñoliento.

La tarde eres tú y yo, sin otro aliento
ni otro paisaje que la mar dormida.
La vida es tu silencio, la vencida
caricia de tu flor sin movimiento.

Duermen las aves su clamor. El cielo
boga su luz por tu mirada ausente.
Sueñan tus ojos a la sombra mía.

Sueña el aire en su orilla, y siento el vuelo
cálido de mi sangre. Dulcemente
va naciendo el amor, muriendo el día.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
A NIEBLA, MI PERRO - Rafael Alberti
LAS TRES RATAS - Alfredo Pareja
EDMUNDO DE AMICIS
ENRIQUE SOLARI SWAYNE
ELECTRA - Sofocles
HIERRO - José Martí
SIGO SILENCIO - Francisco de la Torre
TODO MI AFECTO PUSE EN UNA INGRATA - Mariano Melgar

Poemas mas leidos

Todo lo ignoras - Martin Adan
Duda - Rafael de Leon
El gato negro - Luz Méndez De La Vega
Sobre mi hombro - José Martí
Poemas de amor (ii) - Darío Jaramillo Agudelo
Dias de 1988 y 1989 - José Luis Piquero
Quietud - Clara Janés
Junto a tu cuerpo - Salvador Novo
Centinela de amor - Rafael de Leon
Desolacion - Gabriela Mistral


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru