POEMA AY, AMARGAS SOLEDADES - Lope de Vega

«—¡Ay, amargas soledades
de mi bellísima Filis,
destierro bien empleado
del agravio que la hice!

Envejézcanse mis años
en estos montes que vistes,
que quien sufre como piedra
es bien que en piedras habite.

¡Ay horas tristes,
cuán diferente estoy
del que me vistes!

¡Con cuánta razón os lloro,
pensamientos juveniles
que al principio de mis años
cerca del fin me trujistes!

Retrato de mala mano,
mudable tiempo me heciste
sin nombre no me conocen
aunque despacio me miren.

¡Ay horas tristes,
cuán diferente estoy
del que me vistes!

Letra ha sido sospechosa,
que clara y escura sirve,
que por no borrarla toda,
encima se sobre escribe.

Pienso a veces que soy otro
hasta que el dolor me dice
que quien le sufre tan grande
ser otro fuera imposible—».

¡Ay horas tristes,
cuán diferente estoy
del que me vistes!


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
LIBERACION - Demetrio Fábrega
A UN NARANJO Y A UN LIMONERO - Antonio Machado
DE GONZALO ROJAS
HISTORIA BREVE DE UNA MUJER DE LEJOS - Odette Alonso
POEMA LOS POTROS - Jose Eustasio Rivera
REMEMBER - Ruben Dario
SUENAN LAS III - Francisco González Léon
ME LO PEDIA EL CORAZON... - Esteban Charpentier

Poemas mas leidos

Medianoche - Julio César Aguilar
Frente a frente - Manuel Gutiérrez Najera
La forma - Evaristo Ribera Chevremont
Trabajar para la muerte - Idea Vilariño
Nocturnos de la ventana - Federico García Lorca
Despues que rompiste, ingrata - Lope de Vega
Hay un tiempo - Gustavo Pereira
Lafayette street - José María Fonollosa
La brisa - Coral Bracho
Inventario galante - Antonio Machado


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru