POEMA BOLERO
- Julio Cortazar -

Qué vanidad imaginar
que puedo darte todo, el amor y la dicha,
itinerarios, música, juguetes.
Es cierto que es así:
todo lo mío te lo doy, es cierto,
pero todo lo mío no te basta
como a mí no me basta que me des
todo lo tuyo.

Por eso no seremos nunca
la pareja perfecta, la tarjeta postal,
si no somos capaces de aceptar
que sólo en la aritmética
el dos nace del uno más el uno.

Por ahí un papelito
que solamente dice:

Siempre fuiste mi espejo,
quiero decir que para verme tenía que mirarte.

Y este fragmento:

La lenta máquina del desamor
los engranajes del reflujo
los cuerpos que abandonan las almohadas
las sábanas los besos

y de pie ante el espejo interrogándose
cada uno a sí mismo
ya no mirándose entre ellos
ya no desnudos para el otro
ya no te amo,
mi amor.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
ES MI HIJO MENOR - Antonio Cisneros
MONTAÑAS (II) - Antonio Arráiz
FORTUNATA Y JACINTA - Benito Perez Galdos
HACE YA MUCHO TIEMPO... - Julio Llamazares
ODA XX - A SANTIAGO - Fray Luis de León
COMO VERBENA MI BOCA... (I) - Alina Galliano
DE FELIX LOPE DE VEGA
TRADICION LOS RATONES DE FRAY MARTIN - Ricardo Palma

Poemas mas leidos

Ayer - Mario Benedetti
Un caballo redondo... - Juan Sánchez Peláez
Las letras de tu nombre - Giovanna Pollarolo
La saeta - Antonio Machado
El resentido - Alfredo Buxán
Epitafio para una muchacha - María Victoria Atencia
El lenguado - José Watanabe
Polvo (fragmentos ii) - Guadalupe (Pita) Amor
La luz oida (fragmento: vs. 1 a 40) - Eduardo Moga
Villanela - Carlos Germán Belli


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru