POEMA CANADA DRY - Julio Cortázar

Sé que me acordaré de un cielo raso
donde las manchas de humedad eran un gato, un número, una mano cortada.

Sé que me acordaré del ruido
de un water en alguna habitación lejana del hotel,
su triste catarata de bolsillo, su inevitable recurrencia.

Chacun ses madeleines, chacun ses Albertines.

Serás por siempre imán de imágenes,
las más turbias y vanas me traerás con el gesto
que en la caliente oscuridad del cuarto
era encender los cigarrillos del hartazgo,
ver asomar nuestros desnudos cuerpos flanco a flanco,
las más pequeñas turbias cosas,
una uña lastimada que te dolía tanto, el triste
rito de ir a lavarte y regresar, las servidumbres.

Tan sólo compartimos los bares y las calles
antes de amarnos contra tres espejos:
¿qué más podría darme tu recuerdo?

Pero yo sé guardar y usar lo triste y lo barato
en el mismo bolsillo donde llevo esa vida
que ilustrará las biografías. Ve, pequeño fantasma,
el baño está ahí al lado,
yo fumaré esperándote,
empezaremos otra vez. El cielo raso
dibuja un gato, un número, una mano cortada.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
LA SAETA - Antonio Machado
DE LAS FRUTAS - Jose Santos Chocano
EL PERFUME - Charles Baudelaire
PUEDE ENTRAR EL QUE QUIERA Y ANIMALES - Concepción Silva Bélinzon
CHAU NUMERO TRES - Mario Benedetti
"Dios juzga al árbol por sus frutos, y no por sus raíces."
TRADICION AL RINCON QUITA CALZON - Ricardo Palma
UNA FLOR EN EL CAMINO - Amado Nervo

Poemas mas leidos



DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru