POEMA CANCION V - Juan Boscán

¿Qué haré, que por quereros
mis extremos son tan claros,
que ni soy para miraros,
ni puedo dejar de veros?

Yo no sé con vuestra ausencia
un punto vivir ausente,
ni puedo sufrir presente,
señora, tan gran presencia.

De suerte que, por quereros,
mis extremos son tan claros,
que ni soy para miraros,
ni puedo dejar de veros.

Tambien puede leer..

A LA PATRIA - José de Espronceda
EROTICA - Ezequías Blanco
HISPANIDAD - Francisco Alvarez Hidalgo
DE ELIANA NAVARRO
SOLDADO DE LA LIBERTAD - Fernando Calderón
CUANDO YA NOCHES MIAS - Idea Vilariño
ARTE MAYOR (VI) - Margarita Arroyo
EN BOCA DEL ULTIMO INCA - José Eusebio Caro