POEMA CASIDA DE LA MUCHACHA DORADA - Federico García Lorca

La muchacha dorada
se bañaba en el agua
y el agua se doraba. Las algas y las ramas
en sombra la asombraban
y el ruiseñor cantaba
por la muchacha blanca. Vino la noche clara,
turbia de plata mata,
con peladas montañas
bajo la brisa parda. La muchacha mojada
era blanca en el agua,
y el agua, llamarada. Vino el alba sin mancha,
con mil caras de vaca,
yerta y amortajada
con heladas guirnaldas. La muchacha de lágrimas
se bañaba entre llamas,
y el ruiseñor lloraba
con las alas quemadas. La muchacha dorada
era una blanca garza
y el agua la doraba.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
INTIMA - Delia Quiñónez
FABIEN DEI FRANCHI - Oscar Wilde
AMANTE MIA - Gian Franco Pagliaro
AHORA TODO ESTA CLARO - Mario Benedetti
LA NIÑA DE LA ESTACION - Rafael de Leon
HIERRO NOCTURNO - Jaime Augusto Shelley
EL ARTE - Julián del Casal
FUENTE - Blanca Varela

Poemas mas leidos

Amor lejano - José Albi
Oda vida retirada - Fray Luis de Leon
Extasis - Amado Nervo
Eres visible - Jaime Saenz
Para cecilia gutierrez najera y maillefert - José Martí
Guia de la ciudad de mexico - Jaime Augusto Shelley
Replica de adonis - Aurora Luque
Incandescencia y ruinas (v) - Antonio Gamoneda
A emma - José Martí
El vino de los amantes - Charles Baudelaire


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru