POEMA CASIDA DE LA TENTADORA
- Jaime Sabines -

Todos te desean pero ninguno te ama.
Nadie puede quererte, serpiente,
porque no tienes amor,
porque estás seca como la paja seca
y no das fruto.

Tienes el alma como la piel de los viejos.
Resígnate. No puedes hacer más
sino encender las manos de los hombres
y seducirlos con las promesas de tu cuerpo.

Alégrate. En esa profesión del deseo
nadie como tú para simular inocencia
y para hechizar con tus ojos inmensos.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
EL DIA QUE ME QUIERAS - Amado Nervo
BOLA DE SEBO - Guy de Maupassant
DE ARTURO BORJA
LIBRES HASTA DE NOSOTROS MISMOS - Marco Antonio Valencia Calle
JUVENTUD EN EXTASIS 1 - Carlos Cuauhtémoc Sánchez
LA MUERTE DE LA ROSA - Gabriel García Márquez
LAS ESTACIONES - Antonio Cisneros
EDIPO REY - Sofocles

Poemas mas leidos

Che 1997 - Mario Benedetti
Mi secreto - Amado Nervo
Menos - Oliverio Girondo
Biografia para uso de los pajaros - Jorge Carrera Andrade
Una avispa sobre el agua - Coral Bracho
Retrato de señora junto la mar - Juan Domingo Argüelles
Nocturno - Igor Barreto
Textura de sueño - Gioconda Belli
En la mirada - Antonia Álvarez Álvarez
Orilla - Pedro Salinas


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru