POEMA CIUDAD CIUDADES (II) - Minerva Salado

No estuve para siempre en la ciudad
la amé con una queja con un grito de espanto
pero la amé sin fin
sin desconcierto
recorrí las costumbres de tus manos
el trazo de tu cuello el resplandor insomne de tu boca.
La ciudad me conmueve y atenaza
penetra con su daga mis vestigios
y encuentra la verdad bajo su talla.
Un canario despierta
y yo tengo un secreto como un nido
como un terrón de azúcar en la mano.

Tambien puede leer..

CANCION DEL ESTE - Álvaro Mutis
MEMORIAL / SEPTIEMBRE (XIII) - Galvarino Plaza
LA BARCA SIN PESCADOR - Alejandro Casona
EINSTEIN, PASIONES DE UN CIENTIFICO - Barry Parker
EL SI DE LAS NIÑAS - Leandro Fernandez de Moratin
LA SIEMBRA - Margarito Cuéllar
MAPA DEL CAMINANTE - Juan Manuel Roca
EN SUEÑOS - Ismael Enrique Arciniegas