POEMA CIUDAD Y PAJAROS - Jaime Labastida

Estruendo de humo y trenes.
Edificios que giran en su exacto equilibrio.
Pequeño sol agónico, apenas un recuerdo.

Máquinas que danzan
a una velocidad domesticada por la mano.
Trópico que la altura y la ciudad amancebaron.
Y jardines,
jaulas donde encerramos nísperos,
dalias o nogales:
extranjeros en la ciudad de cemento.
Y árboles,
como bestias amarradas a su pesebre.
Y el toro,
que fue herido por la purísima mano del maestro,
hace la última rumia de su sangre y se desploma.

Y es también imposible, inexplicable casi,
el olor de las fresas
junto a los tanques de la gasolina.

Y también, en el centro de esta perfecta arquitectura,
canta un pájaro:
un fenómeno extraño que agujerea los ruidos.
Los edificios silencian de súbito
su estructura de relámpagos aéreos.
Y el canto del cenzontle
prosigue asesinando
el ruido natural de la ciudad
e introduce un olor que el tacto paladea,
un color que viene de la infancia
y que el oído toca,
triturado alcatraz,
geometría rigurosa:
edificio de vidrios y sonido
que en el humeante asfalto se nos queda.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
DESPUES DE LA VICTORIA - Jorge Isaacs
EL HECHO - Juan Ramón Jiménez
AGUA MUJER - Juan Ramón Jiménez
EL TORITO DE LA PIEL BRILLANTE - Jose Maria Arguedas
INVENTARIO NOCTURNO - Mario Meléndez
DIDO Y ENEAS - José Luis García Martín
DE LAS FRUTAS - Jose Santos Chocano
EL FIN DE LAS ETIQUETAS - Alberto Blanco

Poemas mas leidos

Muerte en el tiempo - Isabel de los Ángeles Ruano
Soledades - Mario Benedetti
Miradas - Hilario Barrero
Muy graciosa es la doncella - Gil Vicente
Barca nerudiana - Luciano Castañón
Rimbaud en abisinia - Omar García Ramírez
Sol de monterrey - Alfonso Reyes
La forma - Evaristo Ribera Chevremont
Ya no te quiero, pequeña - Mario Montalbetti
Madura el trigo - Armando Uribe Arce


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru