POEMA CORRAL DE LOS OLMOS - María Sanz

Tarde será cuando tu voz se filtre,
almuédano, a través de estas paredes.
Tarde será, porque la nada lenta
y descarnadamente habrá vencido
lo que pudo habitar en mis entrañas
sin yo reconocer más que su lumbre.

Por muy tarde que sea, todavía
permanece el olor de la alhucema
que él derramó en mi piel para más gozo,
para aromar lo triste de perderle.

Almuédano, silencia este momento,
no anuncies que la luz está llegando.
Y si piensas que vas a condenarte
por no decir a tiempo tu plegaria,
tranquilízate. Puede que algún día
nos veamos los dos en el infierno.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
YO VENGO DE UN BRUMOSO PAÍS LEJANO - Amado Nervo
DE FRANZ TAMAYO
CANTO PARA DORMIR A UN NEGRITO - Emilio Ballagas
TRADICION DON DIMAS DE LA TIJERETA - Ricardo Palma
NO GRITE - Hugo Almanza Durand
TE AMO POR CEJA... - Julio Cortázar
EL TESTIGO SE DESNUDA - Luis Alberto Ambroggio
LA CARRETA - Enrique Amorim

Poemas mas leidos

Adivinanzas - Nicolas Guillén
Balada de claribel - Franz Tamayo
Te quiero como a nadie - Martin Galas
Yo no soy yo - Juan Ramón Jiménez
Papel borrado - Jaime Labastida
Genero profesor - José Luis Piquero
La estacion de los pajaros (iii) - Nora Méndez
La calle - Octavio Paz
Danse d´anitra - Medardo Ángel Silva
Guerras en mi pais - José María Cuéllar


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru