POEMA CRIATURAS PARA LA RECIEN CASADA (MALAGUA) - Jorge Esquinca

Náufraga flor, exiliada víscera, Malagua a merced del oleaje,
blando cristal que el mar expulsa como a un cáncer. En la espuma
de su sueño revolcada, bajo el ciclo de azoro que los niños sostienen
al contemplarla con un temblor sagrado. 'Tal un beso de muchacha
núbil, es la quemadura de Malagua' —dice, al pasar, un arponero—.
Pero la flotante cándida no admite más brasa que su transparencia,
ni más celaje que el de su cúpula irisada en el agua de la noche.
'Esperma de ángel', la llaman los pescadores de coral y madreperla.
De ahí su fuego interno, su voluptuosa flaccidez de bailarina seminal,
vejiga divina entre las olas: Sulamita oceánica. Nada más sublime
que morir abrasado en tus labios, Malagua, amándote hasta el linde
del relámpago. Nada más atroz que observarte después, ultrajada,
saturada en la rompiente, flor de pánico en el hocico de los perros.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
JUEGO DE ESPEJOS - Enrique Molina
GUILLERMO CABRERA INFANTE
DE HOY MAS LAS CRESPAS SIENES DE OLOROSA - Lope de Vega
LA BARCA SIN PESCADOR - Alejandro Casona
TANTO AMOR - Amado Nervo
ROSA, POMPA, RISA - Juan Ramón Jiménez
QUEJA - Alfonsina Storni
ERES EL ANOCHECER - Alfonso Calderón

Poemas mas leidos

La mesa del escribano - Eduardo Langagne
El sur tambien existe - Mario Benedetti
Memento mori - Carmen González Huguet
Hay tardes mas tristes... - Juan Carlos Lemus
Cancion del amor herido - Carlos Castro Saavedra
De ustedes todos mis caminos - María Eugenia Caseiro
Ah de la vida... - Francisco de Quevedo
Himno al ocio - Albert
Soneto - Manuel Acuña
Las despiojadoras - Arthur Rimbaud


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru