POEMA DE LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO - Marilina Rébora

Durante aquella hora, quien se halle en el terrado
no retorne a buscar sus muebles bajo el techo,
pues —de dos en un campo— uno será librado
y el otro abandonado. (O de dos en el lecho.)

Dos mujeres moliendo, bien que trabajen juntas,
una será elegida, la otra rechazada.
Huelgan disquisiciones e inútiles preguntas
porque el Señor lo ha dicho: Su Palabra está dada.

(Soñamos el milagro: la que elige el Señor
apresa de la mano —por llevarla consigo—
a la otra en abandono, y pone tal fervor
en librar aquel ser del eterno castigo,
que Dios, al verla, dice: —La ha salvado tu amor.
Puedes venir con ella. Y ella venir contigo.)

Tambien puede leer..

ES LA MUJER - Felix Lope de Vega
USHANAN JAMPI - Enrique Lopez Albujar
A JORGE CHAVEZ - Federico Barreto
LLEGUE, SEÑORA TIA, A LA MAMORA - Luis de Góngora
ONCE - Mario Benedetti
TRES TIEMPOS - Gonzalo Osses – Vilches
DE FÉLIX MARÍA DE SAMANIEGO
ADIOS, OH PATRIA MIA - Ignacio Rodríguez Galván