POEMA DE OMNIBUS MARTYRIBUS - Domingo F. Faílde

Con los ojos vaciados, desfilan por la noche.
Son extrañas siluetas que deambulan, sonámbulas,
arrastrando cadenas, en medio del humo.
Puedo verlas, silentes, subir al autobús,
sin que sus blancas túnicas se manchen de polvo
ni los descalzos pies rocen los excrementos.
Extraviadas, las órbitas vagan por el vacío,
como huyendo de sus verdugos
(a veces, un gemido los delata, las llagas
escondidas debajo de la veste purísima).
El mundo ha amanecido lleno de estas criaturas.
Abandonan los grises soportales del alba.
Por la ciudad caminan, buscando a sus sayones,
y una lluvia de sangre empapa las aceras.
Están en todas partes: oficinas, comercios,
sosteniendo la bóveda helada del mundo.
Son materia sufriente, viva vida, conciencia.
Todos han conquistado la gloria. Su infierno.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
SE ME HA PERDIDO UN HOMBRE - Carilda Oliver Labra
EN EL DESEO DEL SUEÑO, 1.4 - Francisco Magaña
EL NEGRO MAR - Nicolas Guillén
CARTA A ESTEBAN CARRO, AMIGO, EN ESTA AUSENCIA - Ángel García Aller
“Hay un cierto placer en la locura, que solo el loco conoce.”
OLVIDO - Néstor Martínez
FINAL DE AÑO - Jorge Luis Borges
CANCION DE AÑO NUEVO - Juan Ramón Mansilla

Poemas mas leidos

Otro cielo - Mario Benedetti
20 - Pablo Neruda
Venus - Ruben Dario
Mi patria es dulce por fuera - Nicolás Guillén
La infidelidad irremediable - Josefa Parra Ramos
Casablanca - Ángeles Mora
Historia de g. - José Luis Piquero
Voy a hacerte feliz - Antonio Gala
Pueblo - Fa Claes
la cogida y la muerte - Federico García Lorca


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru