POEMA DE UN CAMINANTE ENFERMO QUE SE ENAMORO DONDE FUE HOSPEDADO
- Luis de Gongora -

Descaminado, enfermo, peregrino,
en tenebrosa noche, con pie incierto
la confusión pisando del desierto,
voces en vano dio, pasos sin tino.

Repetido latir, si no vecino,
distinto, oyó de can siempre despierto,
y en pastoral albergue mal cubierto,
piedad halló, si no halló camino.

Salió el Sol, y entre armiños escondida,
soñolienta beldad con dulce saña
salteó al no bien sano pasajero.

Pagará el hospedaje con la vida;
más le valiera errar en la montaña
que morir de la suerte que yo muero.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
YA NO MAS, CEGUEZUELO HERMANO - Luis de Góngora
SONETO XIII - Garcilaso de la Vega
LA NIÑA DE GUATEMALA - Jose Marti
DE JUAN CARLOS SUÑÉN
HE AQUÍ QUE TÚ ESTÁS SOLA Y QUE ESTOY SOLO... - Jaime Sabines
SUEÑO DE INFANCIA - Héctor Freire
COMO LOS DIOSES EN SU AUDAZ VIGILIA - David Escobar Galindo
SIETE LUNAS Y SIETE SERPIENTES - Demetrio Aguilera Malta


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru