POEMA DECALOGO DEL ARTISTA - Gabriela Mistral

rás la belleza, que es la sombra de Dios sobre el Universo. II. No hay arte ateo. Aunque no ames al Creador, lo afirmarás creando a su semejanza. III. No darás la belleza como cebo para los sentidos, sino como el natural alimento del alma. IV. No te será pretexto para la lujuria ni para la vanidad, sino ejercicio divino. V. No la buscarás en las ferias ni llevarás tu obra a ellas, porque la Belleza es virgen, y la que está en las ferias no es Ella. VI. Subirá de tu corazón a tu canto y te habrá purificado a ti el primero. VII. Tu belleza se llamará también misericordia, y consolará el corazón de los hombres. VIII. Darás tu obra como se da un hijo: restando sangre de tu corazón. IX. No te será la belleza opio adormecedor, sino vino generoso que te encienda para la acción, pues si dejas de ser hombre o mujer, dejarás de ser artista. X. De toda creación saldrás con vergüenza, porque fue inferior a tu sueño, e inferior a ese sueño maravilloso de Dios, que es la Naturaleza.

Tambien puede leer..

UN HILO DE MUSICA - Jairo Guzmán
CUATRO BOLEROS MAROQUEROS - Antonio Cisneros
AQUI - Enrique Viloria Vera
HUEVO DE GALLINA SOLTERA - Delia Domínguez
EL HOMBRE MEDIO RAYA EN MEDIO - María Eloy - García
LA PRESENCIA - Ángel Escobar
PAUSA - Mario Benedetti
MACBETH - William Shakespeare