POEMA DEIDAD
- Amado Nervo -

Como duerme la chispa en el guijarro
y la estatua en el barro,
en ti duerme la divinidad.

Tan sólo en un dolor constante y fuerte
al choque, brota de la piedra inerte
el relámpago de la deidad.

No te quejes, por tanto, del destino,
pues lo que en tu interior hay de divino
sólo surge merced a él.

Soporta, si es posible, sonriendo,
la vida que el artista va esculpiendo,
el duro choque del cincel.

¿Qué importan para ti las horas malas,
si cada hora en tus nacientes alas
pone una pluma bella más?

Ya verás al cóndor en plena altura,
ya verás concluida la escultura,
ya verás, alma, ya verás...


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
JUVENTUD EN ÉXTASIS 2 - Carlos Cuauhtemoc Sanchez
“¿Sufre más aquél que espera siempre que aquél que nunca esperó a nadie?”
ANHELO - Dolores Veintimilla de Galindo
DOÑA BARBARA - Romulo Gallegos
LA DEFENSA DE PAN (FRAGMENTO IV) - Francisco Antonio Gavidia
LA REGENTA - Leopoldo Alas
A COCACHOS APRENDI - Nicomedes Santa Cruz
DE ANTONIO CISNEROS

Poemas mas leidos

Oda xvii - Fray Luis de León
Inhumano - Fa Claes
Voces de mujeres - Norma García Mainieri
Beso - Manuel Altolaguirre
En boca del ultimo inca - José Eusebio Caro
Oda v - Fray Luis de León
Encuentro - Javier Sologuren
Disidentes - Mario Benedetti
Plegaria - Fa Claes
Alga quisiera ser, alga enredada - Ángel González


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru