POEMA DEL ARBOL - Leopoldo Marechal

Hay en la casa un Árbol
que no planto la madre ni riegan los abuelos:
solo es visible al niño, al poeta y al perro.

Su primavera no es la que fundan las rosas:
no es la vaca encendida ni el huevo de paloma.
Su otono no es el tiempo que trae desde el mar
caballos irascibles, por tierras de azafran.
Al Árbol suben otras primaveras e inviernos:
el enigma es del niño, del poeta y del perro.

Cuando la primavera sube al Árbol-sin-nombre,
vestidos de cordura florecen los varones;
y Amor, en pie de guerra, se desliza
de pronto a la sabrosa soledad de las hijas.
Entonces el sabor de algún cielo perdido
desciende con el llanto de los recien nacidos.
Pero cuando el invierno lo desnuda y oprime,
sobre los techos llueven sus hojas invisibles,
y, horizontal, cruza las altas puertas
alguien que por el cielo desaprendio la tierra.

Hay en la casa un Árbol que los grandes no vieron:
el enigma es del niño, del poeta y del perro.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
DE CAROLINA ESCOBAR SARTI
TENGO LA BOCA AMARGA - Antonio Gala
CALMA CHICHA - Mario Benedetti
FABULA EL LEON, PROMETEO Y EL ELEFANTE - Esopo
A LELIA - Francisco Sosa
COMER SIRENA - Eduardo Vázquez Martín
EL POETA REVELA A LAS CRIATURAS EL NOMBRE DE SU AMADA - Efraín Bartolomé
AÑO NUEVO - Hermanos Quintero

Poemas mas leidos

Vencimiento (i) - Filoteo Samaniego
En un bloque saliente - Jose Eustasio Rivera
Nada - Antonio Plaza
Tu eres mas - Gian Franco Pagliaro
Una muerte del niño jesus - Antonio Cisneros
Cancion de la voz florecida - Franklin Mieses Burgos
Vibradora cigarra... - Jose Eustasio Rivera
Poetica - Javier Pérez Walias
El tiempo dificil (i) - José Antonio Labordeta
Porfia la libelula - José Juan Tablada


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru