POEMA DESOLAMIENTOS (I) - Darío Jaramillo Agudelo

Sin pie mi cuerpo sigue amando lo mismo
y mi alma se sale del lugar que ya no ocupo,
fuera de mí:
no, no hay aquí símbolos, 
el cuerpo se acomoda a la pasión,
y la pasión al cuerpo que pierde sus fragmentos
y continúa íntegro, sin misterios incólume.
Contra la muerte tengo la mirada y la risa,
soy dueño del abrazo de mi amigo
y del latido sordo de un corazón ansioso.
Contra la muerte tengo el dolor en el pie que no tengo,
un dolor tan real como la muerte misma
y unas ganas enormes de caricias, de besos,
de saber el nombre propio de un árbol que me obsede,
de aspirar un perdido perfume que persigo,
de oír ciertas canciones que recuerdo a fragmentos,
de acariciar mi perro, 
de que timbre el teléfono a las seis de la mañana,
de seguir este juego.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
PLANTO DE DARSENAS (I) - José Luis Rivas
TRADICION LAS OREJAS DEL ALCALDE - Ricardo Palma
ESCRITO PARA TI - Alejandro Romualdo
CHE 1997 - Mario Benedetti
DE AMANDA BERENGUER
UN DETALLE - Alfonso Cortés
EL BESO DE SAFO - Efrén Rebolledo
SONETO MARINERO - Meira Delmar

Poemas mas leidos

La verdad - José Antonio Ramos Sucre
Reunion de espejos - Manuel Martínez Maldonado
Una sirena eterna (ii) - Isolda Dosamantes
Tengo miedo - Pablo Neruda
Borrados - Américo Ferrari
Los jardines - Jorge Guillén
La mujer manchega - Antonio Machado
Una ventana al mundo - Andrés Trapiello
Al oro de tu frente unos claveles - Francisco de Quevedo
Sin corazon - Federico Barreto


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru