POEMA DEVUELTO - Gabriela Mistral

ara de mi hijo
que duerme, bajan
arenas de las dunas,
flor de la caña
y la espuma que vuela
de la cascada... Y es sueño nada más
cuanto le baja;
sueño cae a su boca,
sueño a su espalda,
y me roban su cuerpo
junto con su alma. Y así lo van cubriendo
con tanta maña,
que en la noche no tengo
hijo ni nada,
madre ciega de sombra,
madre robada. Hasta que el sol bendito
al fin lo baña:
me lo devuelve en linda
fruta mondada
¡y me lo pone entero
sobre la falda!

Tambien puede leer..

FIN DE UN AMOR - Manuel Altolaguirre
DE HEBERT ABIMORAD
IN LIMINE - Fabio Morábito
DE CECILIA BUSTAMANTE
SONETO XXI - Garcilaso de la Vega
HAY MISERO DE MI - Pedro Calderon de la Barca
RIMA XIX - Gustavo Adolfo Bécquer
LA CENIZA - Guadalupe Grande