POEMA DIRE COMO NACISTEIS - Luis Cernuda

cómo nacisteis, placeres prohibidos,
Como nace un deseo sobre torres de espanto,
Amenazadores barrotes, hiel descolorida,
Noche petrificada a fuerza de puños,
Ante todos, incluso el más rebelde,
Apto solamente en la vida sin muros. Corazas infranqueables, lanzas o puñales,
Todo es bueno si deforma un cuerpo;
Tu deseo es beber esas hojas lascivas
O dormir en esa agua acariciadora.
No importa;
Ya declaran tu espíritu impuro. No importa la pureza, los dones que un destino
Levantó hacia las aves con manos imperecederas;
No importa la juventud, sueño más que hombre,
La sonrisa tan noble, playa de seda bajo la tempestad
De un régimen caído. Placeres prohibidos, planetas terrenales,
Miembros de mármol con sabor de estío,
Jugo de esponjas abandonadas por el mar,
Flores de hierro, resonantes como el pecho de un hombre. Soledades altivas, coronas derribadas,
Libertades memorables, manto de juventudes;
Quien insulta esos frutos, tinieblas en la lengua,
Es vil como un rey, como sombra de rey
Arrastrándose a los pies de la tierra
Para conseguir un trozo de vida. No sabía los límites impuestos,
Límites de metal o papel,
Ya que el azar le hizo abrir los ojos bajo una luz tan alta,
Adonde no llegan realidades vacías,
Leyes hediondas, códigos, ratas de paisajes derruidos. Extender entonces una mano
Es hallar una montaña que prohíbe,
Un bosque impenetrable que niega,
Un mar que traga adolescentes rebeldes. Pero si la ira, el ultraje, el oprobio y la muerte,
Ávidos dientes sin carne todavía,
Amenazan abriendo sus torrentes,
De otro lado vosotros, placeres prohibidos,
Bronce de orgullo, blasfemia que nada precipita,
Tendéis en una mano el misterio.
Sabor que ninguna amargura corrompe,
Cielos, cielos relampagueantes que aniquilan. Abajo, estatuas anónimas,
Sombras de sombras, miseria, preceptos de niebla;
Una chispa de aquellos placeres
Brilla en la hora vengativa.
Su fulgor puede destruir vuestro mundo.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
CUANDO EL ROJO SE DETIENE - Fabricio Estrada
HAY QUE BUSCARLO - Oliverio Girondo
SOLDADO DE LA LIBERTAD - Fernando Calderón
CANCION PARA ESE DIA - Jaime Gil de Biedma
FEDERICO GARCIA LORCA - Luis Rius Azcoita
EL OLOR DE TU MIRADA - Carolina Escobar Sarti
CANCIONES (I) - Álvaro de Luna
LA MUERTE DE IVAN ILICH - León Tolstoi

Poemas mas leidos

Un caracol ya basta - Héctor Rosales
Carnicera - Mónica Albizúrez Gil
Caminito del indio - Atahualpa Yupanqui
Soneto de la encarnación - Francisco Luis Bernárdez
Romance en endechas - Juan de Salinas
Cantares - Manuel Machado
Me peina el viento los cabellos - Pablo Neruda
Un dia volvere a tus ojos - Mario Meléndez
Revelacion - Gonzalo Osses – Vilches
El llego con la luna llena - Giovanna Pollarolo


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru