POEMA DON ALVARO, O LA FUERZA DEL SINO (FRAGMENTO) - Duque de Rivas

DON ÁLVARO: (sólo)


¿Que carga tan insufrible
es el ambiente vital
para el mezquino mortal
que nace en sino terrible!
¿Qué eternidad tan horrible
la breve vida! Este mundo,
¿qué calabozo profundo,
para el hombre desdichado,
a quién mira el cielo airado
con su ceño furibundo!
Parece. sí, que a medida
que es más dura y más amarga
más extiende , más alarga
el destino nuestra vida.
Si nos está concedida
sólo para padecer,
y muy breve ser
la del feliz , como en pena
de que su objeto no llena,
¡terrible cosa es nacer!
Al que tranquilo, gozoso,
vive entre aplausos y honores,
y de inocentes amores
apura el cáliz sabroso
cuando es más fuerte y brioso,
la muerte sus días huella,
sus venturas atropella:
y yo, que infelice soy,
yo, que buscándola voy,
no puedo encontrar con ella.
Mas, ¿cómo la he de obtener,
¡ desventurado de mí!,
pues cuando infeliz nací,
nací para envejecer?
Si aquel día de placer
(que uno sólo he disfrutado),
fortuna hubiese fijado,
¡Cuán pronto muerte precoz
con su guadaña feroz
mi cuello hubiera segado!

Tambien puede leer..

BATALLAS HUBO - Álvaro Mutis
LAMENTO EN ELCA - Francisco Brines
LOS PRIVILEGIOS DEL POBRE - Juan del Valle Caviedes
EL ESCRIBA - Julio Iraheta Santos
GUILLERMO CABRERA INFANTE
EL COMPROMISO DEL POETA ES ESCRIBIR UN VASO... - Eduardo Milán
AMOR DE PERDICION - Camilo De Castello Branco
DE OMNIBUS MARTYRIBUS - Domingo F. Faílde