POEMA ECUACION DE PRIMER GRADO CON UNA INCOGNITA - José Emilio Pacheco

En el último río
de la ciudad, por error
o incongruencia fantasmagórica, vi
de repente un pez casi muerto. Boqueaba
envenenado por el agua inmunda, letal
como el aire nuestro. Qué frenesí
el de sus labios redondos,
el cero móvil de su boca.
Tal vez la nada
o la palabra inexpresable,
la última voz
de la naturaleza en el valle.
Para él no había salvación
sino escoger entre dos formas de asfixia.
Y no me deja en paz la doble agonía,
el suplicio del agua y su habitante.
Su mirada doliente en mí,
su voluntad de ser escuchado,
su irrevocable sentencia.
Nunca sabré lo que intentaba decirme
el pez sin voz que sólo hablaba el idioma
omnipotente de nuestra madre la muerte.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
DE LUZ MÉNDEZ DE LA VEGA
LAS PRECIOSAS RIDICULAS - Moliere
RETRATO DEL POETA COMO UN DUENDE JOVEN (I) - Heberto Padilla
CANCION DER PEJCARO - Candelario Obeso
CANTAR DE MACIAS - Juan de Mena
FINALES DE PARTIDA - Ángela Vallvey
PRESEA DEL RECUERDO - Ariel Montoya
FIN DESIERTO (FRAGMENTO) - Mario Montalbetti

Poemas mas leidos

Ecuacion de primer grado con una incognita - José Emilio Pacheco
El grito de edvard munch - Hebert Abimorad
Cartulina de ljubljana - Luisa Futoransky
El sueño en el desierto - Julián del Casal
Adam - Federico García Lorca
El vendimiador a su amada - Manuel Magallanes Moure
Sobre el poder del tiempo - José Cadalso
Obsesion - Eliana Navarro
Mujer - María Cristina Orantes
La ultima costa - Francisco Brines


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru