POEMA EL ETERNO CANTO DE LAS SIRENAS - Michèle Najlis

¿Qué decía, Ulises, el canto de las sirenas que tu pobre astucia
no se atrevió a escuchar?
¿Qué fue de la armoniosa perfección
que tus naves esquivaron?
¿De qué sirvieron tus viajes, para qué las arenas de Troya,
la victoria a traición,
la embriaguez de Polifemo?
¿Para qué la gloria de los siglos, insensato,
si, hombre al fin, tuviste el milagro al alcance
de tu mano
--más importante que la gloria
más efímero que la fama, y por eso
sólo por eso, eterno--
y te negaste, cobarde, a descifrarlo?

Pero las sirenas, Ulises, son eternas.
Otros son los que escuchan ahora nuestros cantos.

Tambien puede leer..

AL DUQUE DE FERIA - Luis de Góngora
EL RELAMPAGO - José Acosta
PAPA GORIOT - Honore de Balzac
ESPERGESIA - Cesar Vallejo
LAS LETRAS DE TU NOMBRE - Giovanna Pollarolo
SOY - Josefina Plá
YO - Alfonso Cortés
LA TARDE - José Luis Cano