POEMA EL VIGILANTE DE LA NIEVE (III) - Antonio Gamoneda

Vigilaba la serenidad adherida a las som-
bras, los círculos donde se depositan flores
abrasadas, la inclinación de los sarmientos.

Algunas tardes, su mano incompensible
nos conducía al lugar sin nombre, a
la melancolía de las herramientas abando-
nadas.

Tambien puede leer..

ABUELOS (VI) (VOCES) - José Antonio Cedrón
CAMINANTE RIMA XXIX - Antonio Machado
A DON PORFIRIO VASQUEZ - Nicomedes Santa Cruz
DE MIRIAM ELIM
CARICATURA DE LA VERDAD - Isabel de los Ángeles Ruano
LA CAZA DEL SUBMARINO RUSO - Tom Clancy
DOUTE - Juana Rosa Pita
LAS QUINCE DEL MERIDIANO - Juan Carlos Lemus