POEMA ENCARGO
- Julio Cortazar -

No me des tregua, no me perdones nunca.
Hostígame en la sangre, que cada cosa cruel sea tú que vuelves.
¡No me dejes dormir, no me des paz!
Entonces ganaré mi reino,
naceré lentamente.
No me pierdas como una música fácil, no seas caricia ni guante;
tállame como un sílex, desespérame.
Guarda tu amor humano, tu sonrisa, tu pelo. Dalos.
Ven a mí con tu cólera seca de fósforo y escamas.
Grita. Vomítame arena en la boca, rópeme las fauces.
No me importa ignorarte en pleno día, saber que juegas cara al sol y al hombre.
Compártelo.

Yo te pido la cruel ceremonia del tajo,
Lo que nadie te pide: las espinas
Hasta el hueso. Arráncame esta cara infame, oblígame a gritar al fin mi verdadero nombre.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
ESPIRITUS DE LA NOCHE - Edgar Allan Poe
GLADYS, MORENA SILFIDE - Armando López Muñoz
DE MARIO BENEDETTI
EL CAMINO DE DAMASCO - Julián del Casal
FAUSTO - Johann Wolfgang Goethe
AL ROPERO DE CORDOBA - Antón de Montoro
A FEDERICO GARCÍA LORCA - Rafael Alberti
DE CRISTINA PIZARRO

Poemas mas leidos

Nostalgias inminentes - Esteban Charpentier
Para un esteta - José Hierro
Fantasia en el metro - Maricruz Patiño
Tono cuarto - Manuel del Cabral
Rosa - Claudia Lars
Un pajaro volando... - Ernesto Aguirre
Cancion de unas perdices que le enviaron vivas...(cancionero de hernando del castillo - Florencia Pinar
Sabado a mediodia - Álvaro Urtecho
Balada - Gabriela Mistral
Canto ceremonial contra un oso hormiguero - Antonio Cisneros


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru