POEMA ESCENAS RENACENTISTAS (II) - Carlota Caulfield

Zoccoli, esos zapatos tan altos, tan altos...

Entre el buen sentido
y la extravagancia,
prefiero el placer
de alcanzar tu boca.