POEMA FLOR DE UN DÍA
- Antonio Plaza -

Yo di un eterno adiós a los placeres
cuando la pena doblegó mi frente,
y me soñe, mujer indiferente
al estúpido amor de las mujeres.

En mi orgullo insensato yo creía
que estaba el mundo para mí desierto,
y que en el lugar de corazón tenía
una insensible lápida de muerto.

Más despertastes tú mis ilusiones
con embusteras frases de cariño,
y dejaron su tumba las pasiones,
y te entregué mi corazón de niño.

No extraño que quisieras provocarme
ni extraño que lograras encenderme;
porque fuistes capaz de sospecharme,
pero no eres capaz de comprenderme.

¿Me encendiste en amor con tus encantos,
porque nací con alma de coplero,
y buscastes el incienso de mis cantos?...
¿Me crees, por aventura, pebetero?

No esperes ya que tu piedad implore,
volviendo con mi amor a importunarte;
aunque rendido el corazón te adore,
el orgullo me ordena abandonarte.

Yo seguiré con mi penar impío,
mientras que gozas envidiable calma;
tú me dejas la duda y el vacío,
y yo, en cambio, mujer, te dejo el alma.

Porque eterno será mi amor profundo,
que en ti pienso constante y desgraciado,
como piensa en la vida el moribundo,
como piensa en la gloria el condenado.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
LA VECINA MUERTA - Carilda Oliver Labra
TARDE - Ariel Montoya
EL HEROE DISCRETO - Mario Vargas Llosa
QUE SALGA EL INDIO ENTRE LAS PIEDRAS - Mario Meléndez
PLAGA - Hilario Barrero
TU Y YO - Estanislao del Campo
DE GONZALO MÁRQUEZ CRISTO
CONGRATULATION - Julio Iraheta Santos

Poemas mas leidos

Sonetos corporales - Carmen González Huguet
A la muerte de torrijos y sus compañeros - José de Espronceda
Contemplala: es muy bella - Fayad Jamís
Perfeccion fugaz - Elías Nandino
Hay fantasmas... - Corina Rosenfeld
Follaje interno (xx) - Ana María Ardón
Candor - Marilina Rébora
Mi corazon emprende... - Jaime Sabines
A orillas del east river (i) - José Hierro
Romance de hombre nocturno - Oscar Castro


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru