POEMA G... - Ángela Ibáñez

Silueteando el paranoico horizonte
Difuso del día,
Diariamente logopedaleado
Por las amarantas de las horas
Asesinadas por la amarga
Cicuta de la rutina.

Morosamente sufrida se descuelga
La espera tricúspide,
Aracnoideo acuoso
Que tiende la telaraña ocular
De los sentidos.

El hambre inhibe el silbido
Saprofito del estómago
Envenenando el canto
Aerofágico de la voz.

Tambien puede leer..

EL ESPEJO DEL LIDER - David Fischman
LA CONFESION DEL JUGLAR - Julio Iraheta Santos
DE HÉCTOR BORDA LEAÑO
ABUELOS (VI) (VOCES) - José Antonio Cedrón
YA EN DESNUDEZ TOTAL - Idea Vilariño
DARWINIANA I - Luz Méndez De La Vega
CASH - Laura Yasan
ARTE POETICA - Mario Meléndez