POEMA HAIKAIS - José Juan Tablada

Tierno saúz,
Casi otro, casi ámbar,
Casi luz...

Por nada los gansos
Tocan alarma
En sus trompetas de barro.

Pavo real, largo fulgor,
Por el gallinero demócrata
Pasas como una procesión...

Aunque jamás se muda,
A tumbos, como carro de mudanza,
Va por la senda la tortuga.

—¡Devuelve a la desnuda rama,
Nocturna mariposa,
Las hojas secas de tus alas!

Recorriendo su tela
Esta luna clarísima
Tiene a la araña en vela.

Tambien puede leer..

MUERTE DE ANTOÑITO EL CAMBORIO - Federico García Lorca
SEPARACION (II) - José Moreno Villa
SONATA - Álvaro Mutis
POEMA LOS POTROS - Jose Eustasio Rivera
CRISTO SE DETUVO EN EBOLI - Carlo Levi
EL MAL DEL SIGLO - José Asunción Silva
LOS ENCUENTROS DE UN CARACOL AVENTURERO - Federico García Lorca
EL JUGADOR - Carlos Marzal