POEMA LA CORTE - Manuel Machado

A Jean Moreas

El conde, orgullo y gloria, las damas galantea
y a los nobles zahiere —madrigal y epigrama—,
cuando un paje, de lejos y por señas, le llama.
No lleva el paje escudo ni señorial librea.

«Venid —le dice quedo—; seguidme... ¡a donde sea!
Sólo deciros puedo que es hermosa la dama...
Mas a oscuras el sitio está donde se os llama,
y aún quiere que el camino desconocido os sea».

Duda un momento el conde, y recela, no en vano,
que siniestra emboscada aceche sus arrojos...
Mas, aferrando al cinto los dorados puñales,

al paje, que sonríe resuelto da la mano...
Y el pajecillo rubio pone sobre sus ojos
un pañuelo bordado con las armas reales.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
EL MEJOR ALCALDE, EL REY - Felix Lope de Vega
DERECHO DE CONQUISTA - Antonio Martínez Sarrión
MORIR, DORMIR - Manuel Machado
CONCLUYE CONTRA LA FORTUNA - Juan de Mena
LA INSOPORTABLE LEVEDAD DEL SER - Milán Kundera
DE JASON - Lope de Vega
FABULA LA ZORRA Y EL COCODRILO - Esopo
LA BARCA SIN PESCADOR - Alejandro Casona

Poemas mas leidos

Soneto xxxi - Garcilaso de la Vega
Vanidad de la vida - Jose Zorrilla
De la nostalgia (9) - Darío Jaramillo Agudelo
Gracias, señor - Salvador Novo
Anomalia - Concha García
El cactus - Alberto Rubio
Eternidad de la ceniza - Alfredo Buxán
¡si tú murieras! - Manuel Gutiérrez Najera
Al volcan de agua - José Batres Montúfar
Arbole arbole - Federico García Lorca


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru