POEMA LA MAESTRA RURAL - Gabriela Mistral

La Maestra era pura. «Los suaves hortelanos», decía,
«de este predio, que es predio de Jesús,
han de conservar puros los ojos y las manos,
guardar claros sus óleos, para dar clara luz».

Tambien puede leer..

CUENTOS DE AMOR DE LOCURA Y DE MUERTE - Horacio Quiroga
JORGE EDUARDO BENAVIDES
AZAR - Marita Troiano
EL DIA BELLO - Juan Ramón Jiménez
DE MARGARITA ARROYO
NUNCA ES TARDE - Luis Antonio Chávez
PARED SIN CUADROS - Antonio Fernández Lera
ROTA ESPUMA - Jeannette Lozano