POEMA LA NIÑA EXTRAÑA - Ana Emilia Lahitte

Tenía un grillo entre las sienes
y sabía decir mariposa.
Lo demás lo ignoraba.
Un día descubrió que Dios no era una alondra.
Otro día
les dijo a las simientes
que sería más lindo brotar alas.
Al fin
se convenció de que en el mundo
hay demasiadas cosas sabias.
Y se fue despacito,
caminando,
caminando hasta el alba.

Tambien puede leer..

INSOMNIOS EN LA NOCHE DEL ESPEJO - Odette Alonso
LITUMA EN LOS ANDES - Mario Vargas Llosa
AL AMOR - Ignacio Ramírez
PAISAJE DEL TROPICO - Julián del Casal
ACCION DE GRACIAS - Nora Méndez
ME DICE LA ESPERA... - Eleonora Requena
DE LUIS ALBERTO ANGULO
CALLEMONOS UN RATO - Carlos Castro Saavedra