POEMA LA SED INSACIABLE - José Ángel Buesa

Decir adiós... La vida es eso.
Y yo te digo adiós, y sigo...
Volver a amar es el castigo
de los que amaron con exceso.

Amar y amar toda la vida,
y arder en esa llama.
Y no saber por qué se ama...
Y no saber por qué se olvida...

Coger las rosas una a una,
beber un vino y otro vino,
y andar y andar por un camino
que no conduce a parte alguna.

Buscar la luz que se eterniza,
la clara lumbre durarera,
y al fin saber que en una hoguera
lo que más dura es la ceniza.

Sentir más sed en cada fuente
y ver más sombra en cada abismo,
en este amor que es siempre el mismo,
pero que siempre es diferente.

Porque en sordo desacuerdo
de lo soñado y lo vivido,
siempre, del fondo del olvido,
nace la muerte de un recuerdo.

Y en esta angustia que no cesa,
que toca el alma y no la toca,
besar la sombra de otra boca
en cada boca que se besa...


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
GACELA DEL AMOR DESESPERADO - Federico García Lorca
LA RAMA - Octavio Paz
HOY NO LUCIÓ LA ESTRELLA DE TUS OJOS - Salvador Novo
DESPEDIDA DEL MAR - José Hierro
MIRABAMOS LAS LAMINAS - Cira Andrés
RIMA XXVIII - Gustavo Adolfo Bécquer
YO VI UNOS BELLOS OJOS - Fernando de Herrera
LA CASA ABANDONADA - César Dávila Andrade

Poemas mas leidos

Habria - Oliverio Girondo
Oda vi - Fray Luis de León
Soy todo lo que miro - Marco Antonio Montes de Oca
Paternidad - Porfirio Barba Jacob
Paisaje guipuzcoano - Gertrudis Gómez de Avellaneda
Llanto de las virtudes y coplas... - Antonio Machado
El amor realizado - Josefina Plá
Excluida la idea de la inmortalidad... - Carlos Barbarito
Yarken - Julio Leite
La muchacha palida - Alfredo Espino


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru