POEMA LA SEÑAL FUNESTA

- Alfonso Reyes -

I
Si te dicen que voy envejeciendo
porque me da fatiga la lectura
o me cansa la pluma, o tengo hartura
de las filosofías que no entiendo;
si otro juzga que cobro el dividendo
del tesoro invertido, y asegura
que vivo de mi propia sinecura
y sólo de mis hábitos dependo,

cítalos a la nueva primavera
que ha de traer retoños, de manera
que a los frutos de ayer pongan olvido;

pero si sabes que cerré los ojos
al desafío de unos labios rojos,
entonces puedes darme por perdido.

II

Sin olvidar un punto la paciencia
y la resignación del hortelano,
a cada hora doy la diligencia
que pide mi comercio cotidiano.
Como nunca sentí la diferencia
de lo que pierdo ni de lo que gano,
siembro sin flojedad ni vehemencia
en el surco trazado por mi mano.

Mientras llega la hora señalada,
el brote guardo, cuido del injerto,
el tallo alzo de la flor amada,

arranco la cizaña de mi huerto,
y cuando suelte el puño del azada
sin preguntarlo me daréis por muerto.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
LA GRAN PLEGARIA - José Coronel Urtecho
PACO YUNQUE - Cesar Vallejo
LA METAMORFOSIS - Franz Kafka
RETRATO DE UNA ESTUDIANTE - Miguel Arteche
SONETO XIV - Garcilaso de la Vega
EL CARACOL - Diego Dublé Urrutia
TRADICION LOS RATONES DE FRAY MARTIN - Ricardo Palma
FRACASO - Eliseo Diego

Poemas mas leidos

Vamos a guardar este día... - Jaime Sabines
Isotermia - Marita Troiano
Suburbios de metal - Marlon Meza Teni
Limonero del patio - Hugo Lindo
No mires hacia atras... - Antonio Carvajal
Mandolinata - Leonidas Yerovi
Santa maria - Alfonso X el sabio
Menos - Oliverio Girondo
Flor de amor - Oscar Wilde
Mas sobre mi perro - Blanca Castellón


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru