POEMA LA SILLA - Jaime Augusto Shelley

Si tengo que mirar un día
la silla como la miro ahora
y tengo que callar a los poetas
para decir tan sólo
es negra
(Y una callejuela de árboles suntuosos
se detiene sombra y sopla en los follajes)
si tengo que mirar de día
la silla y estrecharla
y sostenerla
(como a una ola hueca
que se sabe que se abre y que se cierra)
si me voy a sentar
o me voy a parar
alejándome de la silla negra
(la madera es blanca
rechinante apenas por el uso)
si me voy a quedar quieto
balanceándome en la silla fija
(por una vez no confesar
estoy pensando creciendo madurado)
Por una vez decir que estoy contento
en paz con las palabras
que soy como la silla álamo y cultivo
que estoy en tierra
sólidamente agitado y enraizado
como un abeto decir como la silla
en su acabado negro
Ven ya no rechino
(y rechinar de nuevo)

Si me voy a quedar aquí
o en otra parte
y voy a contemplar la silla
digo qué me cuesta callar a los poetas
y decir tan sólo es negra!


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
EL ESPEJO DEL LIDER - David Fischman
MUSICA OCULTA - Jaime Torres Bodet
ANTIGONA - Sofocles
LA GAVIOTA - Anton Chejov
EL BUQUE NEGRO - Abraham Valdelomar
HERMOSO ES ESTAR VIVOS - Guillermo Pilía
VENUS - Ruben Dario
MALVA Y ROSA - Concha Méndez

Poemas mas leidos

Fabula de la fuente y el caballo - Blanca Andreu
A un juez mercaderia - Francisco de Quevedo
De visita - Jon Juaristi
Labios del poniente (18) - Jorge Ernesto Olivera
Suelta mi manso - Lope de Vega
Coplas por la muerte de mi patria - Jesús J. Barquet
Ante el ara - Efrén Rebolledo
En el exilio (iv) - Mayamérica Cortez
Tantan yo - Oliverio Girondo
El regalo - Clementina Suárez


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru