POEMA LA TENTACION DE SAN ANTONIO - Efrén Rebolledo

Es en vano que more en el desierto
el demacrado y hosco cenobita,
porque no se ha calmado la infinita
ansia de amar ni el apetito ha muerto.

Del oscuro capuz surge un incierto
perfil que tiene albor de margarita,
una boca encarnada y exquisita,
una crencha olorosa como un huerto.

Ante la aparición blanca y risueña,
se estremece su carne con ardores
febriles bajo el sayo de estameña,

y piensa con el alma dolorida,
que en lugar de un edén de aves y flores,
es un inmenso páramo la vida.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
HISPANIDAD - Francisco Alvarez Hidalgo
MENSAJE A JUANA ROSA PITA - María Cristina Orantes
CAMINO - Alfredo Lavergne
CASA TOMADA - Julio Cortázar
CONVERSACION EN LA CATEDRAL - Mario Vargas Llosa
NO, NO, MEMORIA... - Fina García Marruz
PARPADEO - Mario Benedetti
LA NIÑA DE LA ESTACION - Rafael de Leon

Poemas mas leidos

Tu, que nunca seras - Alfonsina Storni
Las letras de tu nombre - Giovanna Pollarolo
Panama defendida (ii) - José Franco
Si fuera todo mar... - Julia de Burgos
Piedra nativa - Octavio Paz
La niña de la estacion - Rafael de Leon
Como una lengua de vaca - Kyra Galván
Escenas renacentistas (ii) - Carlota Caulfield
El sastre - Luis de Góngora
La tarara - Federico García Lorca


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru