POEMA MANITAS - Gabriela Mistral

s de los niños,
manitas pedigüeñas,
de los valles del mundo
sois dueñas. Manitas de los niños
que al granado se tienden,
por vosotros las frutas
se encienden. Y los panales llenos
de su carga se ofenden.
¡Y los hombres que pasan
no entienden! Manitas blancas, hechas
como de suave harina,
la espiga por tocaros
se inclina. Manitas extendidas,
piñón, caracolitos,
bendito quien os colme,
¡bendito! Benditos los que oyendo
que parecéis un grito,
os devuelvan al mundo:
¡benditos!

Tambien puede leer..

UNA TEMPORADA EN EL INFIERNO - Arthur Rimbaud
FABULA EL NIÑO Y EL PASTORCITO - Rafael Pombo
DE ANTONIO DE VILLEGAS
ELEGIA PARA MI Y PARA TI - Jose Angel Buesa
EL MAQUILLAJE CHORREA... - Magali Alabau
DE ESPERANZA LÓPEZ PARADA
EL LOBO ESTEPARIO - Hermann Hesse
EN LA MIRADA - Antonia Álvarez Álvarez