POEMA MEMORIA - Dionisio Ridruejo

Y resbaló el amor estremecido
por las mudas orillas de tu ausencia.
La noche se hizo cuerpo de tu esencia
y el campo abierto se plegó vencido.

Un ayer de tus labios en mi oído,
una huella sonora, una cadencia,
hizo flor de latidos tu presencia
en el último borde del olvido.

Viniste sobre un aire de amapolas.
Como suspiros estallando rojos,
bajo el ardor de las estrellas plenas,

los labios avanzaron como olas.
Y sumiso en el sueño de tus ojos
murió el dolor en las floridas venas.


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
SANGRE DE CAMPEON - Carlos Cuauhtemoc Sanchez
CANSANCIO - Oliverio Girondo
BUEN VIAJE, SEÑOR PRESIDENTE - Gabriel García Márquez
MATAR AL ANGEL - Dulce Chacón
EL BARCO DEL ADIOS - Mario Meléndez
FABULA EL LEÓN, LA ZORRA Y EL CIERVO - Esopo
LA CUADRUPLE FORMA DE LA NADA - Leopoldo María Panero
YO HE SIDO MUY ARDIENTE - Ernesto Cardenal

Poemas mas leidos

Tras la bermeja aurora el sol dorado - Luis de Góngora
Faltabas tu, poeta... - Cintio Vitier
Sorbos de luz ( del 16 al 30) - Juana Rosa Pita
Primavera madre - Juan Ramón Jiménez
Delirio del quijote - Cira Andrés
Adrenalina en el sabor... (ix) - Alina Galliano
En el caudaloso rio - Luis de Gongora
Muelle - Luciano Castañón
Por que te tapas - Margarito Ledesma
Estrellas fijas - José Asunción Silva


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru