POEMA NUESTRAS VIDAS SON LOS RIOS - Luis Gonzaga Urbina

Yo tenía una sola ilusión: era un manso
pensamiento: el río que ve próximo el mar
y quisiera un instante convertirse en remanso
y dormir a la sombra de algún viejo palmar.

Y decía mi alma: turbia voy y me canso
de correr las llanuras y los diques saltar;
ya pasó la tormenta; necesito descanso,
ser azul como antes y, en voz baja cantar.

Y tenía una sola ilusión, tan serena
que curaba mis males y alegraba mi pena
con el claro reflejo de una lumbre de hogar.

Y la vida me dijo: ¡Alma ve turbia y sola,
sin un lirio en la margen ni una estrella en la ola,
a correr las llanuras y perderte en el mar!


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
A COCACHOS APRENDI - Nicomedes Santa Cruz
DETERMINACIONES - Hjalmar Flax
AMORIOS - Arthur Schnitzler
VOZ EN EL DESIERTO - Max Jara
NO ME ESPEREN EN ABRIL - Alfredo Bryce Echenique
EL REGALO - Clementina Suárez
EL ARCA DE LOS SUEÑOS (28) - Juana Rosa Pita
CONTRASTE - Miguel D´Ors

Poemas mas leidos

Propuesta - Antonio Porpetta
Elegía pura - Ángel González
Oda ii - Fray Luis de León
El beso - Federico Barreto
Me da usted candela - Rafael de Leon
Yo no quiero morirme sin saber de tu boca... - Elsa López
Carta a usted - Jose Angel Buesa
La muerte es el reposo - Juan Ramón Jiménez
A veces, en primavera - Luciano Castañón
La curvada linea de fuego... - Esteban Moore


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru