POEMA ODA XII - A FELIPE RUIZ - Fray Luis de León

¿Qué vale cuanto vee,
do nace y do se pone, el sol luciente,
lo que el Indio posee,
lo que da el claro Oriente
con todo lo que afana la vil gente?

El uno, mientras cura
dejar rico descanso a su heredero,
vive en pobreza dura
y perdona al dinero
y contra sí se muestra crudo y fiero;

el otro, que sediento
anhela al señorío, sirve ciego
y, por subir su asiento,
abájase a vil ruego
y de la libertad va haciendo entrego.

Quien de dos claros ojos
y de un cabello de oro se enamora,
compra con mil enojos
una menguada hora,
un gozo breve que sin fin se llora.

Dichoso el que se mide,
Felipe, y de la vida el gozo bueno
a sí solo lo pide,
y mira como ajeno
aquello que no está dentro en su seno.

Si resplandece el día,
si Éolo su reino turba, ensaña,
el rostro no varía
y, si la alta montaña
encima le viniere, no le daña.

Bien como la ñudosa
carrasca, en alto risco desmochada
con hacha poderosa,
del ser despedazada
del hierro torna rica y esforzada;

querrás hundille y crece
mayor que de primero y, si porfía
la lucha, más florece
y firme al suelo invía
al que por vencedor ya se tenía.

Esento a todo cuanto
presume la fortuna, sosegado
está y libre de espanto
ante el tirano airado,
de hierro, de crueza y fuego armado;

«El fuego —dice— enciende;
aguza el hierro crudo, rompe y llega
y, si me hallares, prende
y da a tu hambre ciega
su cebo deseado, y la sosiega;

¿qué estás? ¿no ves el pecho
desnudo, flaco, abierto? ¿Oh, no te cabe
en puño tan estrecho
el corazón, que sabe
cerrar cielos y tierra con su llave?;

ahonda más adentro;
desvuelva las entrañas el insano
puñal; penetra al centro;
mas es trabajo vano,
jamás me alcanzará tu corta mano.

Rompiste mi cadena,
ardiendo por prenderme: al gran consuelo
subido he por tu pena;
ya suelto encumbro el vuelo,
traspaso sobre el aire, huello el cielo.»


Compartir

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter

Tambien puede leer..
LA HIJA PRODIGA - Dulce María Loynaz
EL POEMA - Eleazar Rivera
LA VERDAD - José Antonio Ramos Sucre
ENRIQUE SOLARI SWAYNE
PIEDRA NATIVA - Octavio Paz
ANTES QUE TU - Federico Barreto
DE ESTE TALADO TRANSITO... - Luzmaría Jiménez Faro
CONVERSACION EN LA CATEDRAL - Mario Vargas Llosa

Poemas mas leidos

El complice - Jorge Luis Borges
Oda xxiii - Fray Luis de León
En la mirada - Antonia Álvarez Álvarez
Sabado - Alfonsina Storni
Detras de la oscuridad... - Antonio Gamoneda
Ausencias - Alfonso Reyes
Nocturno - Igor Barreto
Distancias - Juan José Domenchina
Escrito para ti - Alejandro Romualdo
Cancion de los amantes - Jose Angel Buesa


DiarioInca.com
© 2007 - 2018
Hecho en Peru